No era tan difícil

Publicado el por Nico Nunez

Belgrano empató 2-2 frente a Independiente Rivadavia por la séptima fecha de la Primera Nacional. Klusener y González pusieron el 0-2 en un pésimo primer tiempo del pirata. La igualdad llegó en el segundo tiempo con dos tantos de Vegetti.

¿Un nuevo comenzar?
Si algo positivo puede encontrar Belgrano de este empate es que quizás encontró el equipo con el que afrontar los partidos. Claro aparece la palabra «quizás» porque en el análisis no se puede dejar fuera que quien decide es Alfredo Berti, quién ya ha demostrado más de una vez un «capricho» futbolístico innegable.
Hoy al verse superado por un equipo claramente inferior desde los papeles, el DT del pirata decidió hacer el cambio más lógico. Lencina ingresó en lugar de Rivero, además Lugo hizo lo propio por González.
Así Belgrano pasó a jugar 4-4-2, un esquema que por nombres del plantel, parecía sentarle mucho mejor al celeste, al menos desde la previa.

Una vez con ese esquema y otros nombres en cancha, se vio un cambio total en el juego de Belgrano. Además de lo actitudinal, en el ST el equipo fue más ordenado y llegó con más profundidad al arco rival.

El primer tiempo tuvo un solo tiro al arco. En contraposición, en el segundo fueron más de una decena las veces que el pirata remató.

Otro cambio fue dejar las salidas sin sentido: pases entre los centrales y Rigamonti que no parecían tener un por qué. En la primera mitad se vio varias veces la misma película: pases entre Vázquez y Amione, que terminaban con pelotazo del 1 pirata (la mayoría malogrados).

El doble 9
El partido de Luján fue excelente. los goles de Vegetti, fundamentales. Pero si algo explica el «cambio de cara» de Belgrano, fue el ingresó del juvenil Lencina.

Gonzalo se encargó durante todo el segundo tiempo de jugar al servicio del equipo. Le cometieron dos penales (uno no cobrado), concretó la asistencia para el segundo de Vegetti y realizó el «trabajo sucio» tan necesario en los últimos metros de la cancha.

A pura potencia y calidad, Lencina dejó en evidencia lo equivocado que estuvo Alfredo Berti todo este tiempo en no ponerlo y hasta dejarlo afuera en las últimas dos concentraciones (hoy entró en la lista por lesión de Sequeira).

1×1

Rigamonti: flojo. insólito como «regaló» el primer palo en el gol de Klusener. Es un arquero que no da seguridad. La mayoría de las salidas no conectaron con un compañero. Belgrano necesita crearle competencia en su puesto.

Barinaga: partido regular. No tuvo grandes errores, pero no arriesga pasando al ataque.

Vázquez: primer tiempo malo, como el de toda la defensa. Recompensó con un buen segundo tiempo con varias pelotas en salida.

Amione: una lástima su arranque. Un mal pase en salida lo pone en la primera plana como culpable del gol que abrió el partido, aunque comparte culpa con Berti (por planteo) y Rigamonti (por lo ya nombrado). Buen segundo tiempo. Quedó una buena sensación general de su debut.

Almeida: bien entendiendo su rol de «rueda de auxilio» de Nahuel Luján. Siempre al servicio del más desequilibrante del pirata.

Bernardello: al igual que Amione, el segundo gol lo deja expuesto. Luego de eso, gran partido. Siempre para adelante y pieza clave como último hombre en las pelotas paradas.

Rivero: malo. Es intrascendente lo que le aporta Martín al equipo. Salió reemplazado en el entretiempo y aún así pareció jugar minutos de más.

González: desconectado totalmente. No está encontrando el juego que Belgrano necesita de él.

Luján: excelente. Por momentos juega «solo». Impresionante habilidad para superar jugadores. Mientras él esté inspirado, Belgrano tendrá posibilidades de llegar al gol.

Noir: regular tirando a flojo. La gran intensidad de todo el equipo en el segundo tiempo lo dejó expuesto de su falta de ritmo. Llega tarde a varias jugadas y no resuelve bien en varias oportunidades.

Vegetti: necesitaba alguien que lo acompañe y hoy lo encontró. Gran dupla ofensiva con Lencina que tuvo como consecuencia un total de cuatro gritos, dos de ellos ahogados por el offside.

Lencina: lo dicho, excelente partido.

Lugo: buen partido. Supo llevar la pelota por el piso hacia los delanteros. Si está conectado, puede ser el nexo que le hace falta al equipo.

Techera: siempre es un buen cambio. Entra con mucha confianza y genera ocasiones peligrosas.

Alfredo Berti: quizás este sea el puntapié inicial para que el DT entienda que a veces es dejar de lado ideas personales y hacer «lo lógico». Pésimo planteo del primer tiempo, buena segunda mitad.

Belgrano jugará el próximo viernes 21hs. El pirata buscará cortar la racha de 18 partidos sin ganar de visitante. El encuentro será ante Atlanta por la 8va fecha de la Primera Nacional.