Pretemporada de aires nuevos

Publicado el por LBDTw

TETETETE

Desde el 2 de junio de 2016, la Primera División del Club Atlético Belgrano está dirigida por Esteban González. Los meses anteriores, Teté fue el encargado de dirigir a la reserva, en la que contó con el remanente de jugadores que el Ruso no utilizó en cancha y los juveniles que pidieron pista durante ese tiempo. Su tiempo ya llegó, y el buzo le calza bien.

En apenas dos meses y un par de semanas, discursivamente dejó clara su idea de juego: salir jugando, tocar mucho la pelota, tener la posesión, llegar con mucha gente arriba y ser un equipo ligero. En los partidos, se puede comprobar que falta mucho para que esté aceitado este sistema, pero cada encuentro es un paso más cercano hacia este funcionamiento.

 

De los 5 partidos ganados, 4 fueron jugados con el equipo remanente. La tarea más difícil de Teté González, sin dudas, va a ser dar en la tecla indicada para saber qué jugadores del segundo equipo están para ser titulares. Gastón Álvarez Suárez y Nahuel Luján, quienes jugaron la mayoría de los partidos de pre temporada para el segundo equipo, hoy están en el 11 titular.

 

TETETE

 

El primer partido como DT de González fue un amistoso contra Racing de Córdoba el 9 de julio a puertas cerradas, y dijimos:

El equipo que plantó Teté parecería ser la base para lo que viene, con una línea de 4 defensores que intenta salir jugando, desde el piso, y busca tanto la salida por los laterales y el volante central, Federico Lértora en esta oportunidad. Un mediocampo que muestra un solo volante de contención y dos volantes mixtos que tienen más llegada y creación (Velázquez y Gaitán, en este ensayo) y dos extremos que desbordan como lo fueron Alanís y Etevenaux.

tete1er

 

Luego siguieron dos encuentros más: con Patronato (V) y San Martín de San Juan (L) , en donde pudimos ver el Gigante con dos cabeceras colmadas de gente en pleno horario laboral. Sí, pero en la cancha, poquito… Apenas podemos comentar que Lema erró un penal y que apareció Mati luego de tantísimo tiempo. La idea faltaba plasmar…

 

TETETALL

 

Luego llegó el tan ansiado clásico, en donde no se notaron todavía los cambios. Es que son de esos partidos que tenés que ganar como sea, y algunas veces es empujando. Decíamos:

El partido mostró apenas un comienzo del estilo que intenta implementar Teté, que en estos partidos, es de difícil aplicación. A Belgrano le costó mucho pisar fuerte en cancha, en el primer tiempo, hasta que la expulsión del DT rival hizo decaer el rendimiento matador (que no era mucho más que el celeste), y se emparejó la cuestión. A partir de ahí, Belgrano manejó un poco más la pelota, pero estuvo impreciso, con pases que no tenían profundidad y la notoria falta de ritmo, habiendo jugado solo 3 partidos anteriormente (con tiempos de 20 minutos).

El primer partido importante fue ante Brown, por Copa Argentina. Con agónico triunfo, se festejó a lo Belgrano, aún lejos de lo que pretendió el técnico. Buen partido de Álvarez Suárez y Lértora, pero poco desde lo colectivo, aún muy duros.

Por Copa Argentina llegó el tiempo de enfrentar a Huracán, el globo de Parque Patricios. Fue la primera prueba de fuste ante un equipo de Primera, y se vieron dos tiempos completamente distintos.

 

Todo cambiaría en el segundo tiempo, porque:

El segundo tiempo cambió la bocha. Los primeros minutos fueron efectivos para llegar con más peligro, los laterales subieron correctamente y casi casi llegaba el gol en varias oportunidades. Todo esto mejoró cuando Matías Suárez se posicionó de enganche/mediapunta, y Gastón Álvarez Suárez se unió a Federico Lértora en el medio (como en toda la pretemporada). El Picante, si bien no jugó como nos tiene acostumbrados, sirvió de punta para que el resto del ataque tenga una referencia clara en ofensiva.

Sin dudas, que Matías Suarez juegue libre significó mucha más dinámica en un equipo en el que eso no sobra. Quedan cosas por pulir pero la idea de juego está, se ve a un plantel con ganas de conseguir cosas importantes, unidos y tirando todos para el mismo lado. Nosotros ya nos subimos al barco de Teté.

 

Por: @JuliannQuintero y @NicoLeoni13