Siga, siga… a octavos

Publicado el por LBDTw

copahuracan

Belgrano empató 1 a 1 ante Huracán en el Estadio San Juan del Bicentenario, con un marco de público fenomenal (alrededor de 5 mil hinchas que viajaron). Una noche de viernes que tuvo contadas emociones, pero la más linda fue la del final: el penal definitivo de Federico Álvarez y el festejo del plantel junto a su hinchada.

El partido comenzó a las 22.10, con mucha expectativa por parte del público cordobés (tanto los que viajaron como los que lo vimos por TV). De a poco, cuando pasaron los minutos, se fue diluyendo la expectativa por un (no) funcionamiento del equipo en conjunto. Alanís tuvo una clarísima al comienzo, y se apagó con el correr de los minutos, al compás de un Belgrano que perdía color y no encontró respuestas en ningún momento del primer tiempo.

El gol del celeste vino por un rebote que el arquero Marcos Díaz dejó escapar en el área, que Lucas Aveldaño pudo aprovechar muy bien. El Pela, en posición adelantada, marcó el 1 a 0. Delirio total.

A los pocos minutos, sin embargo, Fede Álvarez se cubrió la cara con las dos manos en el área y eso significó penal. Mauro Bogado cambió el penal por gol. 1-1, y se paraba mejor Huracán, que si bien nunca fue claramente superior, llegó con más peligro.

Los centrales de Belgrano intentaron, pero nunca lograron salir limpiamente con la pelota en el suelo. Un poco por deficiencia, pero en gran medida por que ni los laterales ni los volantes centrales se mostraron como opción de salida, y eso es clave a la hora de implementar ese sistema.

El primer tiempo celeste se resume así:

El segundo tiempo cambió la bocha. Los primeros minutos fueron efectivos para llegar con más peligro, los laterales subieron correctamente y casi casi llegaba el gol en varias oportunidades. Todo esto mejoró cuando Matías Suárez se posicionó de enganche/mediapunta, y Gastón Álvarez Suárez se unió a Federico Lértora en el medio (como en toda la pretemporada). El Picante, si bien no jugó como nos tiene acostumbrados, sirvió de punta para que el resto del ataque tenga una referencia clara en ofensiva.

No fue descollante la actuación de Suárez, pero cuando se tiró de mediapunta generó más peligro. Nadie lo entiende. Necesita compañía.

Cuando llegó el final del partido, Belgrano estaba con un jugador de más (por la expulsión de Mauro Bogado en Huracán) y con mejor funcionamiento. Se vio una leve mejoría en los últimos minutos, que dieron lugar a los penales.

No son detalles menores: todos los penales fueron bien pateados, y Juanca atajó uno con categoría. Hay mucho para corregir, pero es un buen síntoma y suma mucho que Belgrano pueda ganar estos primeros partidos para que la nueva idea se asiente y se gane confianza.

El #EquipoDeTeté sigue de racha, y eso siempre es buena noticia. Belgrano jugará por Copa Argentina contra Defensa y Justicia por los octavos de final, el mismo equipo que eliminó a Talleres y a Independiente.

 

#LaFigura: LA GENTE

copahuracanII