¿Y ahora?

Publicado el por Facu Sanabria

Belgrano empató 1-1 frente a Mitre y todo vuelve a ser incertidumbre por Alberdi. Vegetti puso en ventaja al Pirata y Rigamonti con un error grosero le dio el empate a los santiagueños.


Con la llegada de Ricardo Caruso Lombardi se esperaba otro resultado para su debut, pero todo fue como dice el dicho “Técnico que debuta no gana”. Si bien este equipo se vió mejor desde lo anímico, grupal y hasta en ciertos aspectos se los notó más “vivos”, sin embargo, no deja lugar a dudas que Belgrano es una incógnita constante.


Como es común en todos los partidos, los cordobeses empiezan con la iniciativa, atacan y van al frente con más corazón que ideas, pero, sin poder inquietar demasiado al rival. Luego de una mala salida de los visitantes, Bernardello puso un pase filtrado para Vegetti y este estampó el 1-0 para el delirio de los hinchas locales.


Los dirigidos por Caruso dieron muestras de lo que pretende el dt, juego simple, equipo corto y presión al rival. Al comienzo del ST se vió más de lo mismo, un Pirata dominador y dueño del juego pero sin poder aumentar su ventaja. Con la expulsión del central visitante se esperaba que los de Alberdi sentenciaran el partido, pero no fue así.


En realidad, lo que sucedió, fue que los locales se quedaron sin ideas y le entregaron el balón a Mitre que de a poco comenzaba a gestar su juego e inquietar a la defensa celeste. La lectura que se podía hacer del partido es que se necesitaba un jugador de buen pie, que controle el tiempo del partido y enfríe el mismo, en ese concepto aparecía Lugo como alternativa pero no llegó. El cambio que se realizó fue el de Borja por el juvenil Salas, recordemos que Salas estaba jugando de volante por derecha y el paraguayo ingreso en ese puesto siendo delantero centro, se creía que Luján iba a ocupar el lugar de Borja por la banda y el delantero su lugar en el ataque pero el dt local no lo vio así.

Después en el momento de Lugo, entró por Rivero, la pelota ya estaba en dominio de la visita y en un cúmulo de errores defensivos y una olvidable actuación del portero cordobés llegó el 1-1 definitivo en el partido.

CONCLUSIONES


El resultado del partido no corresponde con el desarrollo del juego, los visitantes solamente patearon dos veces al arco, en la primera, Rigamonti respondió bien y en la más complicada por el momento no supo responder, porque el tiro fue lo denominado “masita” y al arquero se le escapó.
También podemos ver que hay jugadores del plantel que ni con un técnico como Caruso, que absorbe la presión y se hace cargo de todo, pueden jugar correctamente, no están preparados para la situación que atraviesa el club.
Desde las tribunas del Gigante se espera más compromiso de parte de los dirigentes, jugadores y REFUERZOS DE JERARQUIA para la segunda vuelta.

CABE DESTACAR


Luego del descenso consumado, la dirigencia supuestamente armó un plantel para pelear el ascenso, ya que el Club está obligado a lograr el mismo por plantel, infraestructura e historia. Después de las primeras fechas y viendo que los resultados no llegaban se pusó como objetivo clasificar a la Copa Argentina 2020. Con el resultado de anoche, Belgrano se quedó sin posibilidades matemáticas de clasificar.
De esta manera, la honorable comisión directiva está cerrando un 2019 de la peor manera posible, a 4 puntos del descenso a falta de una fecha, con un tercer DT al mando en 15 fechas y un plantel muy golpeado.